José Nasazzi

Hablar de José Nasazzi es hacerlo del fútbol uruguayo mismo. Es uno de los iconos incuestionables de este deporte ya que fue el abanderado en los albores del siglo XX de hacer conocer a Uruguay a través de esa disciplina.

José Nasazzi

Fecha de nacimiento:
24 de mayo de 1901

Lugar:
Montevideo, Uruguay

Títulos:
Campeón de Intermedia con Bella Vista en 1922 y del Torneo Laudo Serrato en 1926, también con los Papales. A su vez, fue campeón uruguayo con Nacional en 1933 y 1934. Con la celeste fue campeón Olímpico en Colombes 1924 y Amsterdam 1928 y campeón del mundo en Montevideo 1930. También fue campeón Sudamericano en los años 1923, 1924, 1926 y 1935. Obtuvo la Copa Lipton en 1927 y la Copa Newton en 1929.

Fecha de fallecimiento:
17 de junio de 1968

Nasazzi fue el gran capitán en las gestas olímpicas de Colombes y Amsterdam y además, en el Mundial de Montevideo 1930. Pero lo más importante y trascendente es que todo eso lo logró siendo jugador de Bella Vista, el club de sus amores y por el que siempre quiso actuar.

Para muchos, fue el más grande capitán de la historia por su dedicación, por su ascendencia en sus compañeros y sus conquistas. Pese a que vivió en su juventud en el barrio Bella Vista, nació en la Villa Peñarol de Montevideo.
Por la fisonomía de sus ojos, desde chico lo bautizaron con el mote de El Terrible, aunque también le decían El Patón debido al tamaño de sus pies. Pero desde siempre Nasazzi fue El Mariscal.

Era hijo de un italiano llamado Giusseppe, quien murió cuando él tenía sólo siete años y de una uruguaya hija de vascos, Jacinta Yarza. Al fallecer su padre se afincaron en el barrio Bella Vista. José encontró enseguida un escenario en donde divertirse y demostrar sus dotes futbolísticas: la canchita de la Capilla de los Padres Salesianos en la calle Maturana, bajo la tutela del Padre Guerra, quien había sido el encargado de juntar el dinero para levantar la escuela de los Salesianos en Agraciada y Bulevar Artigas, justamente en donde estuvo años después la primera cancha del club. Luego de cursar la Primaria y como en el hogar se necesitaba dinero, fue a pedir empleo en la Compañía de Materiales de Construcción, donde trabajaban el mármol.

Se enroló en Lito para jugar en la Tercera Extra. Un par de temporadas después se fundó Bella Vista y José quiso cambiar de equipo, pero Lito le negó esa posibilidad, por lo que debió jugar un año en la Liga Nacional.
El gran capitán se inició en Bella Vista como centro forward, marcó el primer gol Papal en primera división en 1923, y el 5 de mayo de ese año, tras la lesión de Payean, pasó definitivamente a la defensa en donde se transformó como el mejor del mundo en su puesto.

Su estilo de juego, su fuerza, sus saltos felinos en la zaga, lo hicieron resaltar por sobre los demás. Y ya en su primer año con la enseña Papal obtuvo el campeonato de la Intermedia para subir a Primera. Bella Vista fue el gran trampolín, casi enseguida llegó la citación a la selección y la primera alegría: ganar el Sudamericano de 1923. Un año más tarde, cuando se enteró que estaba todo listo para viajar a los Juegos Olímpicos de Colombes, dejó la maceta de marmolista y no volvió más a ese oficio.

De allí en adelante llegarían las glorias eternas de los dos Juegos Olímpicos ganados en 1924 y 1928 con los celestes, tres Sudamericanos más y con el paso del tiempo, el gran reconocimiento de FIFA como el primer capitán en levantar una Copa del Mundo y también a su trayectoria.

Fue empleado de la Intendencia Municipal de Montevideo y de los Casinos del Estado. Se animó a comentar partidos por radio y se hizo gran amigo de Manuel “Nolo” Ferreira, el capitán argentino de la final del Mundial de 1930 y éste venía desde La Plata en cada uno de sus cumpleaños a saludarlo.

Nolo Ferreira y varios jugadores de Estudiantes, como el mítico delantero Zozaya, quien brillara en los campos de juego de la vecina orilla, lo visitaron hasta sus últimos días cuando lo sorprendió la muerte y fue enterrado en el Cementerio de La Teja.

Varios años después, el Círculo de Periodistas Deportivos del Uruguay lo eligió como el “Mejor deportista del Siglo XX”.

SPONSOR OFICIAL CABELLAVISTA.COM.UY

Desarrollo web: Javier Mores - Socio Nº 2169 | Dpto. de Prensa
Sede Social: Av. Agraciada 3100, CP 11800
Telefono: (+598) 2 203 06 15

Desarrollado por: